Hervido de Col Kale

Ahora que tenemos ya todo limpito y en perfecto estado de revista y con las fuerzas repuestas, en parte gracias a la ensalada de col kale, vamos con el plato “de cuchara” digno del gusto y de la aprobación de nuestras abuelas, pero con un ingrediente que ellas ni se les pasaría por la imaginación que se come, a no ser por seres con dos estómagos, o sea, rumiantes jeje

Hervido de Col Kale

Ingredientes:

guisocolkale_02

Para el caldo:

Carcasas de pollo campero
Un trozo de costilla de ternera
Zanahorias
Puerro

Para el hervido:

Col kale
Patatas
Ajos
Pimentón
Sal

Lo primero preparamos un caldo de pollo como base para el hervido. Ponemos a hervir en una olla grande, con abundante agua, las carcasas de pollo, las zanahorias y el puerro.

Cuando rompa a hervir, lo ponemos a fuego lento y nos vamos a hacer algo pendiente, que tiene que estar hora y media y nos da tiempo a hacer muchas cosas.

Nota 1: también podemos utilizar un caldo que tengamos congelado de algún cocido o alguna sopa, pero eso ya es ser muy previsor.

Nota 2: si nos sobra esta vez caldo, seamos previsores y congelemos para la próxima vez ahorrarnos todo este primer paso.

Una vez terminado, ponemos en un olla más pequeña el caldo que necesitemos según comensales y dejamos al fuego.

Pelamos las patatas y las partimos. Yo las he partido con un cuchillo al principio pero “chascándolas” (no tengo ni idea si se dice así pero más o menos supongo que habéis entendido la onomatopeya: chas chas…)

guisocolkale_04

Esto lo he visto en muchos programas de cocina y creo que es para que la patata se haga mejor y esté mas buena jajaja.

Incorporamos la patata al caldo. Mientras siguen cociendo, lavamos y separamos las hojas de la col del tronco, como ya hemos hecho en la ensalada, con cuidado, y se ponen a hervir con las patatas hasta que la patata está hecha, unos 20 minutos más o menos. En una sartén ponemos a calentar un poco de aceite de oliva. Pelamos y partimos los ajos en láminas quitándoles el corazón, esto si sé seguro que es para que no repita después, y los sofreímos un poco.

Ahora un paso muy importante. Atentos con el “momento pimentón” que a mi se me ha quemado, no miles, porque no he cocinado tanto, pero un buen tanto por ciento de veces. Para añadirle al sofrito una cucharada de pimentón ¡hay que apartar la sartén del fuego! (mejor fuente de calor, que lo de fuego es ya parte de la prehistoria). Mezclamos con una cuchara de madera y añadimos este sofrito al hervido dejándolo en el fuego unos poco minutos más. Añadimos la sal al mismo tiempo, que siempre se me olvida decirlo.

guisocolkale_07 guisocolkale_06 guisocolkale_05

Todos los ingredientes que he utilizado también en esta elaboración, menos las carcasas que son del bandejero de carne de Mercadona, provienen de cultivo ecológico, también de Ecogrinbi.

Esta vez he emplatado en una vajilla totalmente ochentera de porcelana de Herrandiz, con sopera y todo. Mezcla de tradición y vanguardia 😉

guisocolkale_01

Espero no solo que os haya gustado el post, si no también que os sirva de alguna ayuda, aunque sea como idea de menú.

Os espero la próxima semana con dos recetas espectaculares, con un ingrediente que seguro nos recuerda a nuestra infancia:

EL BONIATO, en dos versiones, dulce y salada.

Muchas gracias, que aproveche y hasta el miércoles!

Blanca

Anuncios

2 thoughts on “Hervido de Col Kale

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s